Caminar durante el embarazo en verano

Caminar_durante_el_embarazo2

Ya os hemos hablado de los beneficios de hacer ejercicio durante el embarazo. La natación, el yoga o incluso hacer abdominales son buenos para la mamá y el bebé, siempre que se hagan bajo la supervisión de vuestro médico.

Caminar es el ejercicio más sencillo de todos y el que entraña menos riesgo, sobre todo en los últimos meses del embarazo. Mejora la circulación, evitando la hinchazón de pies y piernas; te ayuda a controlar el aumento de peso casi sin esfuerzo; favorece la digestión y previene el estreñimiento; ayuda a fortalecer los músculos de las piernas, evitando los calambres y otras molestias en el momento del parto;  alivia la presión en el área pélvica y hace mucho más fácil la recuperación posparto.

Te traemos algunos consejos para caminar durante el embarazo durante el verano de forma segura y efectiva:

Seguir leyendo

Anuncios

Los beneficios del ejercicio durante el embarazo

Ejercico durante el embarazo

Está demostrado que hacer ejercicio moderado durante el embarazo es muy beneficioso para la salud. Mejora el estado de ánimo, disminuye las molestias asociadas al embarazo, ayuda a dormir mejor y fortalece los músculos para que te sea más fácil recuperarte después del parto. Ese día harás el esfuerzo más grande de tu vida y es mejor que estés bien preparada para ello.

No somos profesionales, así que vamos a hablaros desde nuestra experiencia. Recuerda que es muy importante que le consultes primero a tu médico antes de lanzarte a hacer cualquier tipo de ejercicio, y si aún así sientes alguna molestia, debes parar.

El yoga, la danza del vientre, pilates, estiramientos, caminar, sentadillas e incluso abdominales son algunos de los ejercicios que puedes hacer durante el embarazo.

Caminar unos 30 minutos diarios es una de las actividades más seguras para las embarazadas. Solo necesitas un buen par de zapatillas, una botella de agua y ropa holgada y cómoda. Ayuda a controlar el aumento de peso, favorece la digestión y el tránsito intestinal, mejora la circulación y lo mejor de todo es que puedes hacerlo en cualquier lugar, pero si puedes encontrar un sitio donde puedas respirar aire puro, ¡mejor! Os ayudará a oxigenaros a ti y a tú bebé.

Caminar en el embarazo

Seguir leyendo